Nuevo show en BsAs: “La patria que nos parió!”

Dicen que 20 años no es nada… imaginen diez veces la nada misma.

El stand up se aprovecha de la anécdota, del cumpleaños, del festejo, para ir en busca, con humor mordaz, de las raíces de nuestra historia.

La revolución. La independencia. Nuestros próceres. La campaña del desierto.

Los unitarios. Los federales. La constitución. La generación del 80.

La inmigración. Los radicales. Los militares. Los peronistas.

La oligarquía. La burguesía. Los empresarios.

El movimiento obrero. Los sindicatos. Los estudiantes.

Y toda esa gente linda que conforma “La Argentina”.

Bajo otra mirada, la de los cómicos del siglo 21.

Los humoristas Diego Wainstein, Teodora Nogués, Sebastián Rubio, y Don Ato nos cuentan en sucesivos monólogos su forma de ver “La Argentina del Bicentenario”.

Para reírnos de nuestra historia, un espectáculo para ver de acá a 200 años.

Todos los viernes a las 22.30hs en el Paseo la Plaza – Sala The Cavern – Entrada $ 40

Con el auspicio de Presidencia de la Nación – Unidad Bicentenario

Don Ato:

Siempre soñó con ser un prócer, hoy se conforma con quedar en los anales de la historia. Y lucha por no quedar en la historia de los anales. Porteño hasta el caracú, es un tipo sensible que si se emociona hace pucheros. Adorador entusiasta de lo nacional, mata por un pastelito, especialmente si es de membrillo.

Teodora Nogués:

Abanderada de primero a sexto grado, en séptimo cedió el lugar porque se cansó de ser la mejor en todo.

En historia siempre se sacó buenas notas, lo mismo que en matemáticas, biología, y geografía, o sea, nunca sobresalió en nada.

Siempre fue una amante de su tierra, al punto que no barre el patio por temor al desarraigo.

Sebastián Rubio:

Es un amante de los desafíos actorales: En 3º grado hizo de mula; en 4º representó a French y Berutti (a los 2 juntos!); y en 5º, ya más maduro, interpretó una “versión libre” de Sarmiento con pelo largo y piercings.

Su vida se vio signada por grandes personajes de la historia Argentina: Tuvo una novia en San Martín, un laburo en Moreno y lo punguearon en el Mitre.

Diego Wainstein:

Dice su biografía no autorizada “Argentino hasta la médula”…perdón hasta la “cédula”.

Por momentos se siente un extranjero en su propio país, y un extranjero en otro país, sobre todo cuando viaja.

Después de mucho esfuerzo, se recibió con el título de “Actor Nacional”, pero con el tiempo se dio cuenta que a los “Actores importados” les pagan mejor.

Be Sociable, Share!